Me llamo Diana Regalado Hidalgo, soy psicóloga clínica y mamá de dos maravillosos niños de menos dos años de edad. Soy consultora especialista en sueño infantil y creadora de Ensueño, un programa dedicado a ayudar a familias que desean mejorar los hábitos de sueño de sus hijos. Me certifiqué como consultora de sueño infantil con una especialista del sueño muy conocida en Estados Unidos, cuyo programa ha ayudado exitosamente a más de 100.000 niños entre 0 y 8 años de edad, que lograron a través de este método, dormir bien la noche y tener siestas largas y reparadoras.

Sé lo duro que es tener un bebé que no duerme bien, yo también estuve en tu situación.

¡ME ACUERDO BIEN LO QUE ES NO DORMIR!

Me acuerdo bien de la angustia que puedes llegar a sentir cuando se acerca la hora de acostar a tu bebé, con cansancio acumulado, no saber la noche que te espera. ¿Cuántas veces se va a despertar, una? ¿Cada hora? ¿Cada media hora? ¿Será que demora varias horas en volverse a dormir? ¿Cómo será el día? ¿Será que pasaré todo el día cargando o alimentando a mi bebé para que duerma sus siestas?

Cuando mi bebé tenía 5 meses y medio, me sentía realmente agotada, no tenía energía para enfrentar el día y cuidar de mi bebé con todo el cariño y dedicación que quería. Intentaba todos los consejos que encontraba en internet o que me indicaban mis familiares o amigos para que mi bebé duerma un poco más pero nada funcionaba, la situación estaba cada vez peor, hasta que inicié un programa de dos semanas para cambiar los hábitos de sueño de mi bebé.

¡FUNCIONÓ!

Me acuerdo muy bien la primera noche que mi hijo durmió 12 horas seguidas sin despertarse. Él todavía dormía en nuestro cuarto y varias veces durante la noche me desperté a ver si estaba bien ¿Por qué dormía tanto? ¿Estará bien? me preguntaba. A las 7 am, se despertó conversando (balbuceando) y con una enorme sonrisa en su carita. ¡Listo para lactar por primera vez en el día!

Las siestas también comenzaron a mejorar, ya no tenía que quedarme encerrada en el cuarto oscuro con él para asegurar que duerma, aprendió a dormirse solo y por largos períodos. ¡Uff que alivio sentimos mi esposo y yo! Desde ese día nuestra vida cambió, empezamos a disfrutar más de nuestro pequeño, que además era un niño descansado y feliz todo el día y nosotros volvimos a recuperar ese tiempo en pareja que tanto nos hacía falta.

TÚ TAMBIÉN PUEDES TENER UN BEBÉ QUE DUERME BIEN… ¡YO TE PUEDO AYUDAR!

Puedo ayudarte a que tu hijo duerma bien, esto tendrá un impacto inmenso en su bienestar y en el bienestar de toda la familia. No creo que existen métodos milagrosos que funcionan igual para todos los niños, creo que es siempre mejor trabajar con una metodología dócil, personalizada y que se adapte a las necesidades de tu bebé y tu familia. Nunca te pediré que dejes a tu hijo llorando solo en su habitación sin poder acompañarlo o tranquilizarlo, sino que te guiaré a través de un enfoque que atienda las necesidades de tu hijo y lo acompañen mientras aprende sus propias estrategias para conciliar el sueño solo. Yo estaré acompañándote y guiándote durante este proceso.

Terminaremos el proceso una vez que tu hijo haya logrado dormir bien durante la noche y logre hacer buenas siestas.  ¿Puedes imaginarte cómo será tu vida entonces? Tu hijo será un bebé más descansado, más alegre, dispuesto para aprender sobre el mundo que le rodea. Tú y toda la familia recuperaran el descanso que tanto anhelan y tendrán más energía para funcionar bien durante el día.